El que no sabe perder…
El Sanatario por Ariel Prat

Por Ariel Prat

Seguir en @PlanetaPeron



El fútbol expresa sin duda lo peor y lo mejor de nosotros. Suelo saludar al despedirme con un “abrazo de cancha”, en modo amistoso a quienes quiero. El abrazo de cancha es distinto al abrazo de gol; El de cancha puede venir de una pitada final en un partido chivo que se gana o también cuando el contrario erra un penal.

A veces nos pone contento el mal ajeno y festejamos sin importar el dolor de las otras personas, pero en ocasiones diversas nos molesta mucho, cuando somos quienes le sufrimos, es así nomás...Es menester reconocer que el fútbol nos expresa más allá de lo que es; un deporte o un entretenimiento. Es mentira que sea solo un disfrute y sino pregúntenle a Pinola o a Pratto o yendo más lejos por ejemplo a Benedetto, lengua afuera mediante.

El sábado pasado se cortó el chat con mi hija quien desde España me acompañaba con la cámara mirando el partido, y en ese momento de la desconexión Flamengo nos hizo los dos goles. Hasta superstición es el fútbol, contamela como quieras y no te cambies de lugar si el gol es nuestro por las dudas…

Pero hay que enfriarse y pensar en que siempre tiene revanchas el fútbol y hasta se puede perderlas, como le pasó a quien creía que la iba a ganar, ese equipo eliminado antes de esta final en su propia cancha y después de perder aquel 9 de diciembre inolvidable para los que somos de la contra. Siempre hay que intentar y renacer, como el terco wing aquel sobre la raya, de eso se trata este juego.



Hablando de renacer, el 10 de diciembre, se vuelve con ese espíritu. Y vamos a despedir a un tipo que como no tiene códigos en el fútbol, tampoco los tiene en la vida. Quien siendo presidente aun de todos y todas en este país, se besa la camiseta de su equipo y dice que tuvo un fin de semana bárbaro, cuando con pelotas o no, una parte del pueblo futbolero sufre y un pueblo entero sin distinción de colores lo sufrió a él, impiadoso y lejano de toda emoción o abrazo de cancha hasta el final.

Así que recurro a la frase esta que le escribí en mensaje después del partido, a quien homenajeamos en estos días con un tema recién salido del horno. La frase en cuestión -que es parte de otro tema de nuestro repertorio- es: ” El que no sabe perder nunca llegará a saber lo que ganó”. Y este hombre sí que ganó mucho y lo quieren propios como extraños eh…muy lejos del amor que cosechó ese mal perdedor, quien incluso lo llamara “culón” y se tiene que ir sin vuelta o revancha alguna…que vaya por la sombra o tal vez se vaya a la sombra cuando no tenga ranchada, vaya a saber…

Besos de esquina y abrazos de cancha.
Ariel Prat




TE INVITAMOS A SEGUIR LEYENDO ✌





El alivio Peronista

Por Marcela Lamoure

Una mamá le acomoda la cinta celeste y blanca en la frente a su hijita. El termómetro marca 40 de sensación térmica en Diagonal Sur, una de las arterias porteñas que desemboca en la Plaza de Mayo.



ARGENTINA QUO VADIS

Por Horacio Rovelli

El gobierno de Cambiemos empujo a cinco millones de argentinos a la pobreza (la mitad de los niños de nuestro país tienen carencias que dejan secuelas irreparables en su vida)



El camino de los trabajadores para salir del neoliberalismo

Por Néstor Piccone
Periodista y psicólogo

Durante 4 años Mauricio Macri trabajó para fortalecer el neoliberalismo, en lo estructural y en lo filosófico. Pero perdió las elecciones.